Barcelona se tiñe de rojo

España recibe hasta octubre un 10,1% más de turistas que hace un año.
diciembre 11, 2017
III Festival del Vino Español
septiembre 4, 2018

Cerca de 2.000 aficionados se citan en la Ciudad Condal superando las trabas de Ada Colau para animar a España tras una pantalla gigante.

 

Las banderas españolas volvieron a ondear en la Ciudad Condal. Sin complejos, sin reservas. Cerca de 2.000 aficionados se congregaron en el campo de l’Àliga para animar a la selección, desbordando las expectativas iniciales. Las puertas del estadio se tuvieron que cerrar en cuanto se cumplió el aforo de 1.600 personas pactado con el Ayuntamiento, dejando a muchos en la calle. Por una vez la política dejó paso al fútbol. Aunque uno de los invitados al acto fuera Xavier García Albiol. El líder del PP catalán no desaprovechó la ocasión para lanzarle una puya a la alcaldesa de Barcelona. «Es lamentable que el gobierno de Ada Colau se haya servido del independentismo para utilizar un acto como este y sacarlo del centro de Barcelona», criticaba acompañado por Alberto Fernández Díaz y varios de sus concejales. Albiol hacía referencia a las trabas que había puesto Colau para impedir que se celebrara el acto de ayer y ubicando la pantalla gigante muy alejada del centro neurálgico de la ciudad. «Es una campaña espectacular, una gran iniciativa», aseguraba tras darse un baño de masas ante una grada que, mayoritariamente, le aplaudió. También tuvo presencia Ciudadanos en la figura de Carina Mejías.

 

Barcelona con la Selección

El ambiente festivo imperó en la grada. Ni el tempranero gol de Cristiano Ronaldo apagó los ánimos de una hinchada ávida de triunfos y de expresarse libremente en un territorio en el que no está demasiado bien visto lucir la rojigualda. «Es el momento de que vuelvan a ondear las banderas españolas porque mucha gente en Barcelona y Cataluña quiere que gane la selección», apuntaba Manel Hernández, secretario general de «Barcelona con la Selección», plataforma organizadora del evento, en los días previos. Su presidente, Nacho Pla, dio paso al himno nacional asegurando que «esto acaba de empezar y no nos van a parar».

Las alegrías y las frustraciones, la esperanza y las angustias se fueron sucediendo. Los pitos al himno portugués dieron paso a un himno español que fue coreado a a gritos. Y el cántico del «¿Dónde estás ‘serresiete’?» fue el antecedente a la exasperación a los cuatro minutos tras un penalti de Nacho al luso. Curiosa imagen la de ver a seguidores españoles ataviados con la camiseta del Real Madrid llamando piscinero a Cristiano. Es lo que tiene la selección, que une a todos por encima de cualquier equipo.

Explosión de júbilo con el gol de Diego Costa. El primero. La grada respiraba y Albiol sonreía. Los cohetes y petardos tronaron en las inmediaciones del estadio catalán mientras los coches que pasaban por los aledaños hacían sonar sus cláxones. Volvía a empezar un partido que Cristiano volvió a decantar al filo del descanso. Gritos de ánimos a De Gea, que falló en la jugada del segundo gol portugués.

 

Fin al debate del nueve

Pero los seguidores no se sacudieron la tensión hasta la segunda parte. «Diego Costa ha acabado con el debate del nueve. Le ha dado la razón a Lopetegui. Con todo lo que se ha hablado antes del Mundial. Morata, Aspas, Gerard Moreno… Y al final ha sido Costa», comentaba a ABC un seguidor ataviado vestido con la camiseta española y la cara pintada de rojo y amarillo. Pero lo mejor estaba por llegar. Nacho difumino de un plumazo el pesimismo que quedaba aún latente. «Con su gol ha enmendado el error del penalti, porque aunque al principio a habido dudas, en las repeticiones se ha visto claro que el contacto ha existido», explicaba otro aficionado que ondeaba una gran bandera. El tercer gol de CR7 fue un jarro de agua fría. Aunque las previsiones aconsejaron un despliegue extra de seguridad, no se registró ningún incidente que desluciera este primer partido de España en el Mundial ante el actual campeón de Europa. No en vano era uno de los partidos mas atractivos de esta fase de grupos.

 

 

 

Fuente: https://tinyurl.com/ybsnntej