fbpx

Así dibujó la Inquisición la erupción de un volcán con 18 bocas en La Palma en 1677

Reunión conmemorativa del 12 de octubre, día de la Hispanidad.
octubre 19, 2021

Pasó un siglo y medio antes de que se inventara el Daguerrethiope, pero en 1678 la Inquisición quiso saber cómo había sido la erupción que había devastado la sociedad de La Palma un año antes y recibió su «foto» del volcán: un color Dibujo que envió a su juzgado de justicia en Canarias, junto con un informe de cumplido sobre lo sucedido cada día.

En noviembre, el Archivo Histórico Nacional seleccionó lo que describe como «sorprendente» en los archivos de su extensa colección sobre la Inquisición como su «Pieza del Mes», la erupción de San Antonio de 1677 y la ilustración que la acompaña.

Se trata de un informe que los Inquisidores de Canarias enviaron el 24 de mayo de 1678 al Consejo de la Suprema Inquisición para dar cuenta de la erupción volcánica que se produjo unos meses antes en el sur de La Palma y los daños ocasionados. Sus explicaciones se complementan con un dibujo inédito, una rareza para la época que ahora distribuye el Archivo Histórico en Internet.

El relato de los hechos, que se extiende por 14 días (13-26 de noviembre de 1677), dice que la erupción fue precedida por terremotos cerca de Fuencaliente hasta el miércoles 17 arrojando fuegos y lava hasta 18 bocas que llegan a abrirse, explica el archivo.

“Luego describe la destrucción que provocó el volcán en la zona, nombra a los heridos y los daños que han sufrido, principalmente casas quemadas y campos cubiertos de lava. Finalmente, advierte de los temores de que si Otra Boca podría afectar a la ciudad y distrito de Fuencaliente, lo que significa que los campos no se podrían sembrar y muchos vecinos tendrían que irse a otra parte para sobrevivir”, añade.

El dibujo que complementa el texto muestra el volcán en plena erupción, con una enorme llama roja y humo negro, flanqueado por dos montañas a cada lado y con coladas de lava bajando por su pendiente hasta llegar al mar mientras en un acantilado prendieron fuego a sus casas de paso y cultivos.

La figura también refleja numerosas piedras de fuego que salen de su boca y golpean algunas casas. En la parte superior izquierda, una de estas rocas se encuentra con un edificio con una cruz en el techo. «¿Será la Iglesia de San Juan Abad cuyo campanario fue destruido por la erupción?»

Más abajo, hacia el centro de la imagen, se muestra a un hombre tendido en el suelo a la izquierda, rodeado de animales. “Podría ser un pastor que murió por inhalar los gases emitidos por el volcán”, agregan los responsables al expediente antes de precisar que el documento escrito “no dice nada al respecto”.

El informe del Juzgado de la Inquisición de Canarias sobre estos trece días termina con esta sentencia: «Lo mismo se prolongó hasta el 21 de enero, mañana de Santa Ynés». Y es que el volcán San Antonio estuvo activo durante 66 días.

Referencia: [Así dibujó la Inquisición la erupción de un volcán con 18 bocas en La Palma en 1677, https://www.elmundo.es/cultura/2021/11/03/6182e6abe4d4d82a6e8b45c9.html]